viernes, 11 de agosto de 2017

CONCIERTO INDIA MARTINEZ Y VANESA MARTIN GANDÍA :(

Parece que cada vez que voy a escribir sobre una de las experiencias que vivo debe ser mala pero es que no me queda más remedio. Necesito compartir esto porque lo que vivimos anoche no puedo quedármelo para mi aunque ya mucha gente ha tenido que aguantarme por audios, mensajes, etc.. 

Os quiero contar un poquito la historia, resumida claro, para poneros en posición y podáis entenderme mejor. Yo conocí la música de Vanesa Martín en 2009, con trampas, ese mismo año yo empecé a estudiar fuera y cada mañana cogía un autobús que me llevaba hasta otro pueblo, este autobús pasaba por varios pueblos antes recogiendo a gente y entre todas esas personas que recogía el autobús estaba la que se convertiría en alguien muy especial en mi vida, no sólo en ese curso.
Yo siempre escuchaba a Vanesa por las mañanas en el autobús y lo que hace la confianza, acabar compartiendo auriculares y cantando juntas. Yo confieso que era pesada con su música, tampoco lo voy a negar pero Silvia tampoco se quejaba. Para que os hagáis una idea Silvia es esa amiga con la que siempre te pasa todo lo surrealista que pueda pasar en el mundo.


El tiempo pasó y cada una "hizo su vida" sin romper del todo el contacto pero cuando hablabamos teníamos muchos temas pendientes, no salía el tema de que música escuchaba cada una y yo hasta ayer no había visto a Vanesa Martín cantando en directo. En enero, Vanesa Martín anunció un concierto en Alicante y yo lo compartí en facebook con la esperanza de que alguien me acompañase y ahí fue dónde Silvia volvió a aparecer, me sorprendió mucho saber que tiene todos sus discos y que la escucha quizás no tanto como yo pero si a menudo y sin dudarlo compramos las entradas. Entended la ilusión y emoción taaaaan duradera de comprar las entradas el primer día (17 de enero) y el concierto es en octubre. Hablando me contó que le hubiese encantado ver a India Martínez en concierto y cuando salió el concierto de India en Gandía no lo dudamos. Puedo decir que las entradas salieron a la venta a las 12:00h y a las 12:03 ya las teníamos en el correo. Eramos felices, ibamos a ver a India Martínez juntas en agosto y a Vanesa Martín en octubre pero esa misma tarde Escena Gandía (el ciclo de conciertos de verano de Gandía) anunció que India no venía sola. Os podéis imaginar...

Y así fue, empezamos a pensar que si camisetas, que si cosas que llevar, que si planes, que si después de tantos años juntarnos en un concierto como ese... imaginad la ilusión. Y así fue, nos hicimos camisetas y nos fuimos para allá con toda la ilusión.



Bastantes días antes del concierto los pronósticos meteorológicos no pintaban bien para nosotras pero nuestra ilusión y el hecho de pensar que en la Comunidad Valenciana suelen garantizar unos 350 días de sol al año por qué iba a tocarnos a nosotras que en ese concierto, un 9 de agosto, en el puerto de Gandía iba a llovernos, el tiempo cambia, Roberto Brasero se equivoca y nosotras no pensábamos en más cosas que en disfrutar del concierto pero los días pasaban y cada vez se veía la cosa peor.



Esa misma mañana ya empezó la mañana con lluvia y en Gandía había un 100% de probabilidad de lluvia a partir de las 10 de la noche. Probabilidad que en efecto se cumplió.


Nosotras llegamos allí, teníamos la entrada VIP, pero teníamos claro que si había un buen sitio en Front Stage donde también teníamos acceso con esa entrada íbamos a quedarnos y así fue.

 


Durante las casi dos horas de espera desde que abren la puerta hasta el inicio del concierto cayeron algunas gotas, quitaron una de las grandes pantallas para que la gente de más atrás pudiese ver, pero seguíamos todos allí. El cielo cada vez estaba más negro pero las ganas de concierto de todo el mundo allí eran más fuertes y no nos movimos. Llegó la hora, 21:30h, no podría enumerar las sensaciones y emociones que sentimos con el simple hecho de leer MUNAY en la pantalla, y a las 21:34h sin hacernos esperar empezó la introducción al concierto y dos minutos después ella.
Os confieso que de recordarlo se me pone la piel de gallina, ella cantó, nos habló de la lluvia, todos pensábamos que de alguna manera habíamos conseguido hacer algún tipo de pacto con esa nube y nos iba a dejar disfrutar de las casi cuatro horas de música que venían por delante pero no.


video

Faltarían 10 minutos para las 22:00h para que empezase a caer agua como si se fuese a acabar el mundo, a sus músicos les obligaron a parar y ella sólo pudo seguir dos palabras hasta que también la cortaron. ¿Con qué canción? Con la nuestra, con trampas.

Ella nos dijo que si paraba un poco volverían a salir y allí nos quedábamos, aunque no pintaba nada bien, cada vez llovía más y la tormenta estaba encima. Los de seguridad no tardaron en venir a "echarnos" y es que así fue, entendemos que fuesen mandados, pero nos echaron sin ningún tipo de miramiento, con prisas, horrible. Y así fue como acabó la noche.


video


A India Martínez ni la vimos, según dicen no llegó ni al recinto, pero no lo sé.

Esa misma noche, desde la organización publicaron un comunicado diciendo que nos iban a devolver el importe de la entrada. Vale, se agradece, no era barato.



Pero mi duda y lo que a mi me enfada es que desde días antes se sabía que esto podía pasar, esa misma mañana la probabilidad ya superaba el 90%. ¿No era posible buscar una solución? Yo a medio día escribí a Escena Gandía y a Entradas a tu alcance con el mismo mensaje.





No se puede culpar a una nube porque es un factor incontrolable pero habían muchas posibilidades que si podían controlarse y pienso que estaban en manos de la organización desde días atrás como buscar otro recinto, buscar otra fecha (y no me sirve que digan ahora que es imposible para una de ellas, ya que según nos dijo un chico de la organización se ofreció el cambio ese mismo día cuando ellas ya estaban allí), anular antes de habernos hecho vivir eso. Porque nos devuelven el dinero de la entrada pero no son conscientes de los desplazamientos, del riesgo de coger un coche con esa tormenta entre otras muchas cosas y la ilusión y decepción que se vive en ese momento, que para nada están pagadas.

Y hasta aquí la experiencia de este 9 de agosto que ni Silvia ni yo olvidaremos. Sólo nos queda esperar a octubre que veremos a Vanesa Martín, esta vez a cubierto, pero ya no sabemos qué esperar. Y por la parte de India Martínez nos tocará esperar otra gira para poder vivirlo juntas.


Gracias por leer.








¿¿Me sigues??

instagram: blog.tallaguapa

twitter: blogtallaguapa

página de facebook: Blog Talla Guapa

ahora trambién en BLOGLOVIN'


No hay comentarios:

Publicar un comentario